El Terrario .com: Punto de encuentro de los aficionados a los reptiles

       

Iluminación del terrario, tubos de luz 2.0

Principales características de los tubos fluorescentes de luz diurna y espectro 2.0

Los tubos fluorescentes lineales especiales para animales de terrario tienen una alta emisión de energía y la distribuyen más eficientemente en terrarios anchos que las lámparas fluorescentes de bajo consumo (del tipo bombilla). Existen varias marcas en el mercado con un rango de hasta siete medidas en cada tipo de tubo para poder abarcar cualquier tamaño o tipo de terrario.

Los tubos de luz de espectro 2.0 son una fuente de luz con una alta producción de luz visible, un alto índice para resaltar el color (CRI) y una baja emisión de radiación ultravioleta, con lo cual no es eficiente para terrarios tropicales y mucho menos desérticos. Es adecuado para algunos tipos de serpientes, básicamente útil para todos los anfibios (sapos, ranas y salamandras) y para animales nocturnos que no necesitan la luz del sol (eubles, por ejemplo). Las plantas también se desarrollan bien bajo los efectos de esta luz altamente estimulable. Es el complemento perfecto de una lámpara de luz ultravioleta “B” para aumentar la luz visible.

La luz ultravioleta “A” (25%) estimula el apetito, la actividad y el comportamiento reproductivo.

La luz ultravioleta “B” (2%) promueve la síntesis de la vitamina D3.

Medidas y equivalencias para los tubos de luz de espectro 2.0

Medidas y equivalencias para los tubos de luz de espectro 2.0

Este tipo de tubos fluorescentes se recomienda usarlos en combinación con los de espectro más alto como 5.0 ó 10.0 dependiendo de los requerimientos de luz ultravioleta del reptil que estemos alojando en el terrario. La luz 2.0 por sí sola es totalmente ineficaz para animales que necesiten de la luz ultravioleta “B” para promover la síntesis de la Vitamina D3.

La característica más importante de una lámpara fluorescente especial para reptiles es su capacidad de emitir suficiente luz ultravioleta “B” (UVB), un componente de la luz solar, en tanto que una lámpara incandescente normal sólo emite pequeñas cantidades de luz ultravioleta “A” y no emite ningún tipo de UVB. Se puede tomar como regla general que a menor intensidad de luz visible, mayor cantidad de radiación ultavioleta. La luz también adquiere una apariencia más azul y es más tenue. Por ello, es recomendable combinar una lámpara de alta producción de luz ultravioleta (espectro 5.0 y 10.0) con una de alta producción de luz visible (espectro 2.0) para lograr óptimos resultados. Aunque es evidente que para anfibios, esta es la luz requerida, sin combinación de otras pues su delicada piel podría quemarse.

IMPORTANTE: Las lámparas fluorescentes no generan suficiente calor. Se requiere una fuente de calor adicional (por ejemplo una lámpara de luz concentrada o lámpara cerámica para calentar específicamente una zona, como la de asoleamiento).

Para la elección de la lámpara más adecuada se debe considerar que no todos los reptiles o animales que mantenemos en nuestros terrarios necesitan la misma cantidad de radiación UVB; esta varía según la actividad diurna frente a la nocturna, las condiciones geográficas y climatológicas (por ejemplo, las selvas tropicales frente a las zonas desérticas), la altitud de su hábitat natural, etc.

Los reptiles necesitan radiación UVB para un correcto metabolismo del calcio. De 10 a 12 horas diarias han demostrado ser un nivel satisfactorio de exposición para la mayoría de las especies. Mientras más luz ultravioleta se genere, menos luz visible se emite.

Las lámparas tienen una vida útil de aproximadamente un año y deben cambiarse cada vez que expiren (hay quien recomienda hacerlo cada seis meses).


VN:F [1.5.8_856]
Rating: 9.4/10 (5 votes cast)
VN:F [1.5.8_856]
Rating: +2 (from 2 votes)

Debes ingresar para postear un comentario.